Cada vez tenemos más interiorizada la necesidad de practicar algún tipo de deporte.

Sabemos que el ejercicio es una de las mejores formas de mantener nuestro organismo en perfecto estado. Sumado a una buena alimentación y eliminando hábitos dañinos, podemos gozar de una vida sana y más duradera, con mejor calidad.

Como es habitual, en Dental Center seguimos con atención las indicaciones, consejos y tendencias que las autoridades sanitarias nos hacen llegar de forma regular. Esta semana, queremos hablaros de Deporte y Salud Bucodental, como un nexo que cada vez se conoce mejor. El cuidado de la salud dental influye directamente en la actividad física. Para ello, compartimos con vosotros parte del contenido de un interesante artículo de la Sociedad Española de Periodoncia (SEPA).

Tanto si eres deportista habitual como si practicas algún ejercicio saludable, algunos de estos consejos te pueden resultar muy útiles.

¿VAS A INICIAR UNA ACTIVIDAD FÍSICA?

  • Antes de comenzar con cualquier actividad física regular es muy importante que realices un correcto chequeo médico para que los profesionales de la salud detecten cualquier posible riesgo para tu salud general y bucodental, analizando contraindicaciones absolutas o relativas para el deporte. Es recomendable explorar cualquier riesgo cardiovascular o metabólico relacionado con el síndrome metabólico.
  • Recuerda la importancia de la alimentación equilibrada para mejorar la salud de tu boca, y para adaptar el cuerpo progresivamente al esfuerzo físico (desarrollo músculo-esquelético, cardiovascular y metabólico).
  • Es muy importante mantener una buena higiene oral y, en caso de que te falte algún diente, es preciso evaluar si hay una adecuada función masticatoria que permita una correcta masticación de los alimentos. Presta un especial interés a la valoración de la salud gingival, realizando las actuaciones necesarias y la rehabilitación funcional en caso necesario.
  • También es aconsejable detectar la presencia de caries y resolverlas.

¿ERES DEPORTISTA?

  • El deporte debe de adaptarse al nivel de condición física. Los deportes realizados a intensidades elevadas y de forma prolongada pueden incrementar la inflamación y el riesgo de padecer enfermedad bucodental y lesiones deportivas si no están correctamente regulados. En estos casos se recomienda el consejo especializado en función del tipo de actividad deportiva y su intensidad.
  • En la cavidad oral, los deportistas pueden presentar un mayor riesgo de:
  1. Sequedad de la boca, en ejercicios de mayor intensidad y duración, que modifican la saliva (siendo ésta más ácida), aumentando el riesgo de infecciones como la caries.
  2. Ingesta de bebidas y compuestos azucarados durante el deporte, en forma de geles, bebidas azucaradas,…y que en las condiciones de sequedad de la mucosa bucal pueden provocar daños dentales.
  3. Hiposalivación en deportes de intensidad elevada.
  • Todo ello contribuye a un potencial riesgo de mayores problemas bucodentales. Por eso, se recomienda un mayor y más estricto control bucal de los deportistas habituales, siendo aconsejable equilibrar la alimentación (hidratos de carbono, proteínas y vitaminas) e hidratación a las necesidades del deporte.

Ya sabes. Si practicas deporte, complementa este gesto tan saludable con una visita al dentista. Evitarás afecciones de mayor intensidad y sobre todo, estarás propiciando una mejora en los resultados de tu actividad.

Si quieres recibir consejo sobre cómo mejorar tu salud bucodental, pide cita gratis aquí, en nuestra web, y te atenderemos de forma personalizada.

Hasta la próxima 😉

Pin It on Pinterest

Share This